Domingo 13 de Junio de 2021

Hoy es Domingo 13 de Junio de 2021 y son las 21:11 Toda la información en Ruralidad, Ecología y Medio Ambiente, el mundo del trabajo . Las costumbres de nuestro pueblos de Argentina... Todo acá lo vas a encontrar...+54 9 385 591-0220

  • 21.6º

21.6°

Neblina

HISTORIAS Y LEYENDAS

24 de febrero de 2021

Las políticas laborales por las que el pueblo votó hace 75 años

Nuestra Historia Política

El 24 de febrero de 1946 el peronismo logró el primer triunfo  electoral,  en su debut en las urnas, proclamando la formula Juan Domingo Perón – Hortensio Quijano como presidente y vice respectivamente para el periodo 1946-1952. En este artículo nos centraremos en la políticas de empleo impulsadas por Perón y no tanto en el proceso electoral que lo llevo al triunfo, el cual fue muy reñido frente a la Alianza llamada Unión Democrática la cual era una mezcla de partidos conservadores y partidos de izquierda  que impulsaron la candidatura de José Tamborini de la UCR y con fuerte apoyo del embajador estadounidense  Spruille Braden, por eso el célebre slogan “Braden o Perón”.

La situación en general  de los trabajadores y las trabajadoras argentinas en las décadas previas a la irrupción del peronismo era invisibilidad y de explotación. Por supuesto hubo muchos casos excepcionales, pero las luchas y organizaciones obreras habían sido muy débiles para conquistar derechos y el Estado tenía una mirada restrictiva y represiva sobre la mayoría de los intentos de los sectores de socialista por beneficiar a los sectores obreros. Solo algunas ramas de actividad  habían conquistado  ciertos derechos y la realidad demostraba que tampoco se cumplían efectivamente.

En el periodo que se inicia en 1943, con la irrupción del peronismo, el  factor determinante es el empoderamiento de los trabajadores y las trabajadoras, como señala Cuartango “tomaron conciencia que no era natural trabajar 12 o 14 horas por día, sin vacaciones, con condiciones de salud y seguridad paupérrimas, sin acceso a la salud y que cobraban salarios según al antojo de los patrones, en otras palabras no eran trabajadores sino que eran trabajadores explotados” y “ ya nada volvió a ser igual porque el peronismo les abrió la mente”.

Perón señalaba al respecto “Tan pronto me hice cargo del Departamento Nacional de Trabajo quede totalmente persuadido de que era un organismo absolutamente inocuo porque no podía manejar la masa de trabajadores argentinos, un mecanismo que había obedecido más a la política que a las necesidades y al hambre de los trabajadores. Siendo así, reuní a los hombres que considere más capaces para echar las bases de un verdadero organismo social y, entre ellos, me incline hacia los obreros porque entiendo que aquellos que han sufrido en carne propia las necesidades son los que mejor conocen el remedio.”

Así comenzó el periodo más importante y universal para la conquista de derechos laborales en la Argentina en el marco de la instauración de un Estado de Bienestar el cual se sustentaba en una política económica de industrialización del país con un aumento del consumo interno, sustitución de importaciones  y redistribución de la riqueza. Se desarrollaron las pequeñas y medianas industrias nacionales, en especial,  las metalmecánicas y textiles, que tenían  baja densidad de capital por persona ocupada lo cual dio impulso a un aumento en la ocupación laboral. Fue clave la transferencia de ingresos del sector agropecuario al sector industrial urbano ya que este último utilizaba mano de obra intensiva.

Otro factor importante en la expansión del empleo fue el aumento del rol del Estado con el consecuente crecimiento de la administración pública como son el caso  de la construcción y funcionamiento de colegios, hospitales, obras de infraestructura y viales, construcción de viviendas, seguridad, empresas públicas, fortalecimiento de organismos gubernamentales, entre otros.

Si bien los datos de esos años no tienen la rigurosidad de las estadísticas actuales, se estima que entre 1946 y 1950, la participación en el ingreso nacional de los asalariados creció del 39% al 46% y que a finales de la década del 40 la Argentina tenía pleno empleo.

Coincidentemente con la fecha del 24 de febrero, pero en un año más tarde en 1947, el presidente Perón sintetizo los derechos de los trabajadores y las trabajadoras en 10 puntos básicos en un acto en la CGT y luego  a través de un Decreto y luego se incorporaron al artículo 37 de la Constitución de 1949, la cual es el origen del actual artículo 14 BIS. Estos Derechos de los Trabajadores y las Trabajadoras: derecho al trabajo, a una justa distribución, a la capacitación, a condiciones dignas de trabajo y de vida, a la salud, al bienestar, a la seguridad social, a la protección de la familia, al mejoramiento económico y a la defensa de los intereses profesionales.

Todo estas conquistas sociales fueron posible y se fortalecieron porque hace 75 años, en unas elecciones reñidas, el pueblo argentino voto por Juan Domingo Perón como presidente de nuestra Nación para el periodo 1946-1952.

COMPARTIR:

Comentarios