Martes 27 de Julio de 2021

Hoy es Martes 27 de Julio de 2021 y son las 19:44 Toda la información en Ruralidad, Ecología y Medio Ambiente, el mundo del trabajo . Las costumbres de nuestro pueblos de Argentina... Todo acá lo vas a encontrar...+54 9 385 591-0220

  • 21.6º

21.6°

Neblina

AGRO

18 de abril de 2015

Malezas: evitar la difusión de semillas en la cosecha

Ya hay millones de hectáreas agrícolas con fuerte presencia de Amaranthus en el todo el país.

Ya hay millones de hectáreas agrícolas con fuerte presencia de Amaranthus en el todo el país. Se recomienda cosechar hacia el final los lotes con presencia de esta especie. En el primer barbecho, es conveniente rotar modos de acción y no sólo marcas comerciales.

La situación de las malezas de difícil control tiende a agravarse en todo el país. Una de ellas es Amaranthus . Según explica el ingeniero agrónomo Raúl Moreno, especialista en manejo de malezas de Syngenta, ya en 2014 se habían detectado cerca de tres millones de hectáreas agrícolas con esta maleza, y la cifra se incrementará luego de esta cosecha porque la cosechadora es una de las principales herramientas que contribuyen a su reproducción y dispersión.

“Lo que recomendamos es dejar para el final los lotes con Amaranthus y tratar de limpiar al máximo la cosechadora antes de pasar al siguiente lote”, añade Moreno.

“Cuando empiezan a caer las hojas de la soja y comienza a ingresar luz solar al surco, las plantas de Amaranthus inician su germinación. Desde entonces hasta la fecha de la primera helada hay chances de que esas pequeñas plantas produzcan semillas. No dejar semillar esa maleza contribuye a evitar que aumente el banco de semillas. La recomendación es usar herbicidas hormonales o del tipo de Paraquat para el primer barbecho”, sostiene.

“El mensaje que todas las empresas deberíamos difundir es mejorar la rotación de cultivos y utilizar mezcla de productos con diferentes modos de acción, recurriendo a todos los productos disponibles en el mercado con el propósito de realizar un manejo anti-resistencia”, concluye.

COMPARTIR:

Comentarios